Relato: Repugnancia





Relato: Repugnancia

Repugnancia



Atardecía y el agobiante calor de ciudad de Panamá no se
aplacaba. Hugo sudaba. Había cierta distancia desde la parada de autobús hasta
la casa de Lucía, pero valía la pena caminar y sudar el camino recorrido. Es
más, Hugo debía sentirse afortunado. No todos los adolescentes que trabajan como
ayudante de supermercado tienen la suerte de levantarse a una chica del nivel
social de Lucía. Siendo ella miembro de una de las familias más respetables de
Panamá, el tenerla por novia era una fantasía hecha realidad.



Finalmente, Hugo llega a la casa de Lucía. No podía evitar
contemplar el alto muro que rodeaba a la exótica casa, diseño de Don Gustavo,
tío de Lucía y uno de los arquitectos de mayor renombre de Panamá y América
Latina. Los papás de Lucía acabarían de una vez la relación entre los tortolitos
de saber de su existencia; razón por la cual Hugo solía encontrarse con Lucía
junto a la puerta este del jardín, donde difícilmente alguien podía percatarse
de la escapada de Lucía.





Lucía…psss…Lucía – Llama en chico entre susurros a su
novia, sin escuchar respuesta





Hugo se extraña de que Lucía no sea puntual; pues siempre lo
es. Nota que la puerta está entreabierta. Su curiosidad es más fuerte que su
prudencia y entra en el jardín. El corazón le late a mil. ¡Ay de él si lo
sorprende uno de los empleados de la casa! Para sorpresa de nuestro joven amigo,
no hay empleados a la vista. La casa se siente sola…vacía. Se escurre hasta una
de las ventanas de la sala, y justo cuando va a asomarse lo sorprende un
desgarrador grito. ¡Qué susto para Hugo! Indudablemente, fue Lucía quien gritó.
Hugo se asoma nuevamente por la ventana y ve algo que lo deja petrificado:
Lucía, desnuda, con las manos sobre el respaldar del sofá y con las piernas
abiertas, y Don Gustavo, detrás de ella, sin camisa y con los pantalones abajo.





¡Tíooo, me duele! ¡Me arde mucho! – Gritaba Lucía, entre
llantos





Don Gustavo estaba unido a Lucía por el culo de esta. Contuvo
las protestas de la quinceañera con su gorda mano, y la sujetó por la cintura
con la otra. Luego, inició el ritual rítmico, hurgando con su pene el ano de
Lucía una y otra vez.



Hugo no sabía qué hacer. Un montón de sentimientos se
apoderaron de él. Jamás pensó que llegaría a ver algo así. Se agachó y miró para
todos lados pensando que alguien podía aparecer de repente, pero ni los
empleados ni los papás de Lucía se hallaban en la casa. Nadie se hacía presente.
Repentinamente pensó que era su deber acabar con ese acto. Su novia estaba
siendo violada por un hombre de 55 años, calvo y barrigón. El tenía la
obligación de defender a su novia. Armándose de valor y lleno de nervios, Hugo
se levanta y justo cuando iba a gritar "¡Déjala en paz, desgraciado!", fue
capturado por la expresión en el rostro de Don Gustavo: era maquiavélica, llena
de lujuria y placer, como la de un animal salvaje satisfaciendo sus más bajos
instintos, con mucho sudor en la cara. Por algún motivo, el morbo se apoderó de
Hugo. Se sintió identificado con esas ansias de dominar y someter, con el placer
de ultrajar a una mujer e imponer su superioridad de hombre. Cuidadosamente se
agachó y desde el borde de la ventana se deleitó visualmente con la asquerosa
escena.



Don Gustavo estaba tan sumido en el placer que no notó que el
chico los observaba desde la ventana. Lucía cerraba los ojos con fuerza por el
tortuoso dolor de perder la virginidad anal.

Al liberar su boca por un instante, Lucía suplicó entre llantos:





¡Tío, déjeme, que me duele mucho! ¡Ay, mi madre! ¡Me
duele!


Es la primera vez que te lo hacen por el culo, ¿ah? –
pregunta jadeante Don Gustavo


¡Tío, por favor!


¡Respóndeme, putita!


¡Sí, aayyy, es la primera vez! ¡Ahhh!





Excitado al saber que era el primero en romperle el culo, Don
Gustavo arremetía con más fuerza y violencia. Hugo se sintió humillado al
escuchar la respuesta de Lucía. Habían sido novios por más de un año y ella
siempre le negó el culo. Pero al ver cómo las nalgas de ambos vibraban cada vez
que Don Gustavo hacía los empujes, los huevos del viejo golpeando el bajo
vientre de la chiquilla, la sangre que corría desde el ano de Lucía hasta los
calzoncillos de Don Gustavo, el vaivén de las hermosas tetas, cómo Don Gustavo
paseaba su mano por las gruesas nalgas y muslos de Lucía; olvidó ese detalle, y
siguió disfrutando visualmente.





¡Ja! ¡Sabía que el auebao de tu novio no te había roto el
culo! ¡Lo sabía! – celebraba Don Gustavo - Sí, sé que te encuentras con un
pelado que no tiene donde caerse muerto. ¿Qué diría mi hermana si se entera
de que su linda hijita se ve con un perro sin dinero?


¡No,tío! ¡Ay, ay! ¡No le diga nada a mi…ahhh… a mi mamá!


¡Entonces, aguántame!


¡Tío, ya déjeme!


¿Quieres que tu mamá y tu papá sepan de él?


¡Ay!, ¡No, por favor,no! ¡Ay!


¡Bien! Entonces, ¡toma esto!, ¡y esto¡, ¡y esto!





Don Gustavo volvió a tapar la boca de Lucía y arremetía con
tanta fuerza que la yugular parecía que se le reventaría del esfuerzo. Ya hacía
tiempo que Hugo se estaba masturbando. Se sentía culpable por no hacer nada por
Lucía, pero el morbo era más fuerte que cualquier otro pensamiento que Hugo
pudiera tener.



Súbitamente, Don Gustavo volteó a Lucía y la obligó a
hincarse. La pinga de Don Gustavo permanecía incólume, tesa, y desafiante,
frente a la cara de Lucía.





¡Chúpame!


¡Ya basta, tío, por favor!


¡Chúpame, o ya verás!





Don Gustavo levantó la mano y le dio una bofetada a las
tiernas mejillas de la niña. Asustada, Lucía obedeció, insertando el miembro
viril en su boca. El viejo tomó las manos de Lucía y las llevó hasta sus nalgas,
de modo que Lucía se apoyara en las nalgas de él durante la mamada. Hugo se
excitó tanto al ver aquello, que no pudo más, y eyaculó grandes cantidades de
semen sobre la pared. En medio del cansancio de la eyaculación, Hugo contempló a
Lucía saboreando el pene de Don Gustavo, mientras éste último gemía y suspiraba
por el placer. Finalmente, Lucía sintió el chorro de semen caliente que Don
Gustavo bombeó dentro de su boca. Como era de esperar, la obligó a tragarse toda
la leche, y a limpiarle el pene con la lengua.



Don Gustavo se vistió, y le advirtió a su sobrina, mientras
ella lloraba avergonzada y humillada:





¡Ay de ti si le dices a alguien lo que pasó entre
nosotros! Te juro por tus papás que te mato - levantó la mano en ademán
amenazante - Además, no podrás andar por la calle, pues todos sabrán que
fuiste usada. No permitirán que entres al Club Unión, nadie irá a tus
fiestas en la casa de Punta Barco, todos te verán como la puta que eres.
¡Estas advertida!





Lucía lloraba y lloraba. Hugo no sabía si retirarse o esperar
a que Don Gustavo se fuera. El ímpetu juvenil lo aventuró a correr hasta la
puerta por donde entró. De hecho, Hugo corrió por un par de cuadras hasta que se
calmó.



Al poco tiempo, Hugo y Lucía rompieron, pero el recuerdo de
lo ocurrido perduraría en el muchacho por el resto de su vida.



Para comentarios, puedes escribirme a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Repugnancia
Leida: 1871veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato







Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados



























fotos porno brutalesclase anatomia mari mar relatos eroticosrelatos xxx niñeroRelatos eroticos gratis incesto sobrina de 13 añitos primera vezrelatos eróticos mi hija de 11 para 2 10 2relato porno nena lindarelatos con mi hermanita pequeña xxxlos mejorez relatos erpticos entre profes y alumnasrelatós mí nenita putitaRelatos porno amor filial bdlol.rurelato porno jugando con mi primita relatos de sexo duro con mi abueloRelatos eroticos gratis incesto sobrina de 13 añitos primera vezrelatos hot gay mi sobrinocache:pbv1kDK-35IJ:bdlol.ru/relato39832_dos-ricas-carajitas-de-5-grado.html Relatos eróticos mi esposo y su compadreporno cambio de esposasrelato gay tío borrachovideos de sexo con la mujer de mi t¨ªo porno historias eroticas de nenas de 9 gratispajas mutuasRelatos con la sobrina d 8 a ños dormida relato gay aprendiendo tiorelatos eroticos bdlol.ru familia nudistarelatos erotics porristasrelatos heroticos de.madre con hijohttp://bdlol.ru/relato34381_mi-pap%C3%A1-y-mis-tios-me-hacen-su-mujercita.htmlcasadas muy guarrasrelatos eróticos el maldito portero se coje a mi madredos maricones follandorelatos eroticos gratis sexo anal con mi tia y mi primarelatos pornos con madurosA mi esposa le encanta socializar parte 3 relatos pornorelaros xxx mecoji a una madre soltera por dinerorelato porno de playa nudista con mi tiarelatos porno eroticos de mi hermano tiene el guebo grande y me gusta .sedo durodespedidas solteras follandoseduje A Mi Hermano Y Me Violo Relatosrelatos heroticos ninas padrastroIncesto con la abuela relatadoshistorias porno españolrelatos oliendo piesrelato porn enema.relatos eroticos infiel jovencita embarazada infielrelato porno soy soltera y lleve ami sobrino de vacaciones y me culiorelatos de incesto con nietasRelatos xxx con perrossusana y su hija romina se cojen al vecino, relato eroticohistorias de zoofiliarelato erotico la gran cola de mi hijitaabuelas calientesrelatos eroticos romanticos prene a mi prima derelato porno me cogi a mi querida hijaculio con mi hijito relatoembarazada relatos eroticosrelatos eroticos chavito Relatos porno amor filial bdlol.rumi calza metida relatos lesbicosporno relatos coji a mi nietaIncesto con la abuela relatadosrelato hombre y perra cojiendotravestis guarrosrelatos zoofilia el perro de mi vecinorelatos eroticos te voy a coger hijarelatos cuentos porno bdlol.ru incestoRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatoWww.de relatos de incesto y amorfilialrelatos porno mi primera vez con mi tiarelatos con fotos xxx papa y hija en vacacionesrelatos calientes sobrinitasporno con violaciónporn lesbicoRelatos pornos de incesorelatos icestoentrenando a mi hijito relatos eroticosIncesto con la abuela relatadosrelatos deinfielesfollar con el fontanerorelatos eroticos gallinasrelatos eróticos descubrí a mi madre con su amanterelatos Eróticos mi pequeña sobrina