Relato: MALENA MI HIJA DE 7 AÑOS



Relato: MALENA MI HIJA DE 7 AÑOS



MI HIJA MALENA

He leído varias historias de amor filial en esta página y por eso me anime a contar lo que me esta sucediendo desde hace 2 años con mi hija, lo cual es cierto. ¿Porque habría de mentiros?.

Mi esposa de 29 años espera nuestro 2º bebe, yo tengo 30 años y nuestra hija Malena 9 años.
Vivimos cómodamente en un pequeño chalet situado en una buena zona residencial de una pequeña ciudad de 300.000 habitantes.

Bien, paso a contaros los hechos de cómo comenzó todo hace 2 años.
El verano del 2012 fue especialmente muy caluroso, yo tengo por costumbre dormir con una bermuda de tela delgada, una noche de principios de junio mi esposa dormía profundamente y yo leía un libro, eran como las 2 de la mañana y empecé a sentir ruidos y como pequeños gemidos en la alcoba de mi hija contigua a la nuestra.
Me levanté sigilosamente, gire el pomo de la cerradura el cual chirrío, abrí la puerta y mire para su cama, la habitación estaba iluminada con la luz tenue de su lamparilla de noche, entre buscando la causa de los ruidos.
Malena estaba acostada boca arriba, cual larga era, sus ojitos cerrados, una mano sobre su pecho medio descubierto, aun no tenía teticas, la otra estirada al lado de su cuerpo con solo las braguitas puestas, me acerqué con intención de cubrirla pero al verla con sus piernitas separadas notándose su vagina abultada, me dio como un vacío en el estomago y un deseo incontrolable de mirársela, mi conciencia me frenaba, pero mi pene sin obedecer a mi cerebro comenzó con una erección, pasaban mil preguntas por mi mente hasta que una de ellas me hizo decidir: ¿por que no, acaso le vas a hacer daño? Solo se la vas a mirar.
Alargue mi mano controlando el temblor que me producía lo prohibido, muy suavemente por temor a despertarla enganche con un dedo su braguita y empecé a tirar hacia abajo, su vagina se fue destapando, gordita, sin muestras de un solo pelo, lisa como sus mejillas y rosadita, el corazón se me quería salir del pecho cuando vi el comienzo de su rajita, pero la braguita no cedía mas, al bajar el dedo con que estaba halando para hacer fuerza y destapar otro poquito, toque involuntariamente el botoncito de su clítoris, sentí que mi hija se tenso y respiro profundo, me quede quieto, ella hizo un movimiento como de levantar la cadera y yo aproveche para halar más descubriendo toda su rajita.
¡Que hermosura! Primer ves que se la veía a sus 7 años.
Fui más atrevido y con los dedos abrí sus labios vaginales húmedos que desprendían el inconfundible olor a sexo y le di un beso en el clítoris y probé con la punta de mi lengua.
- Abuelito no me haga eso, susurro.
Me asuste y acomode rápidamente sus bragas las sentí húmedas.
Al notar por su respiración que se iba a despertar la cubrí con una manta y me fui para mi alcoba a hacerme una paja.
Después de eyacular abundantemente, sentí remordimientos, pero varias preguntas rondaban por mi mente:
¿Porque los ruidos y gemidos?
¿Acaso mi hija estaba despierta?
¿Porque levanto las caderitas para que las bragas bajaran?
¿Por qué menciono a su abuelo entre dormida?
¿Porque tenia las braguitas mojadas?

Al otro día a la hora del desayuno ya la vi con otros ojos, no se porque me pareció más grande, su mirada con una chispa de picardía ya no era tan inocente, sus labios carnosos bien delineados daban un toque morboso a su bello rostro, calcule su estatura en mas o menos 130 centímetros.
Así pasé todo el día cavilando y como el pecado es cobarde no me atrevía a mirarla directamente a los ojos.
Ya en las horas de la tarde mi esposa me dijo:
- Mi amor, esta noche voy de fiesta a la despedida de soltera de mi amiga Maru.
- No hay problema, yo me encargo que Malena se duerma temprano, inmediatamente vi la oportunidad de encontrar respuesta a las preguntas que rondaban por mi mente, idee la forma de dejar solos a mi hija con el abuelo, pero yo los espiaría.

A las 9 de la tarde mi esposa ya vestida y maquillada, tomo el coche pequeño y se marcho.

Llame a mi suegro para que viniera a mi casa, cuando llego le dije:
- Pepe te puedes quedar con Malena que tengo que hacer una vuelta no me tardare mas de una hora, incluso no voy a llevar coche.
- No te preocupes, ve tranquilo que yo la cuido.
Me despedí, se quedaron sentados en la sala viendo televisión, salí e hice que me marchaba pero de la esquina me devolví, entre al chalet por la puerta de la cocina muy silenciosamente, desde ahí mire hacia la sala por una ventanita pequeña sin peligro que me vieran pues mi suegro estaba de espaldas a mi y tenía a mi hija sentada en sus piernas de medio lado recostada en su brazo izquierdo y le decía:
- Malenita si se deja le regalo el juego de muñecas de la Barbie que tanto quiere.
- ¿De las que se les cambian los vestidos?
- Si de esas.
- Bueno, le contestó mi hija con su vocecita de niña, pero no me hace tan duro como la otra vez cuando me salio sangre.
- Te lo prometo, hoy te va a gustar, pero recuerda no puedes contar nada a nadie.

No lo podía creer, mi niña y su abuelo ya habían hecho sexo.
Ya en este momento yo tenía tremenda erección esperando lo siguiente, me saque el pene y empecé a hacerme la paja.
Malena levantó la carita inocente ofreciéndole los labiecitos estirados, el empezó a darle piquitos, puso su mano en la barriguita de la niña y empezó a meterla por entre su pantalón de chándal, me imagino que también por entre su braguita para manosear la vagina peladita.
Por la posición que estaba la niña frente a mi, vi cuando la mano de Pepe bajo por entre el pantalón a su panochita y ella abrió las piernitas, sus mejillas se enrojecieron, cerró los ojos y su manito agarro la de él por la muñeca como tratando de impedir que le hiciera duro, se notaba su mano grande dándole apretones y cuando con un dedo le rascaba el botoncito del clítoris.
Mi hija se estremeció y en un gemido largo:
- No más abuelitooooooooooooooooooo.
Me la imagine mojándose con sus fluidos y me corrí con un orgasmo tan espectacular que por estar de pie se me doblaron las rodillas, mi semen espeso chorreaba por la puerta de la cocina.
Cuando me pude levantar a seguir mirando Pepe le estaba quitando el pantalón y la braguita, le abrió un poco más las piernas, y le preguntó:
- Malenita, ¿usted si se ha metido el tubito redondo que le regale?
- Si abuelito una vez pero a la segunda mi papá casi me descubre.

Ahí se despejaron todas mis dudas, y seguí mirando.
Se mojó el dedo del corazón con saliva, lo puso en su entradita y muy suavemente se lo clavó todo, la dedió un rato con un solo dedo y después con dos, mi niña gemía hasta que con otro espasmo vi cuando le salieron chorritos de fluido por su rajita.
El abuelo acomodo a mi hija en el reposa brazos del sofá y empezó a mamarle la vagina luego se saco el pene, yo pensé que la iba a penetrar con eso tan grande y me dio pesar, rápidamente salí a la calle para hacer que llegaba e impedir el acto.
Hice ruido como si no encontrara la llave, escuche los pasos presurosos de mi hija corriendo a su cuarto, al entrar vi a mi suegro sentado en el sofá viendo televisión y disimulando su agite.
También vi el pantalón y las braguitas de mi hija al pie del sofá, pero me hice el desentendido.
- Hola suegro, y Malena?
- Hace rato se fue a dormir, dijo mintiendo.
- Suegro, ¿se quiere quedar a dormir aquí?
- No, mañana tengo que madrugar, usted sabe cosas del medico.
- De todas maneras gracias por quedarte con la niña.
Se marcho en su coche y yo inmediatamente me fui para el cuarto de mi hija.

La encontré acostadita, yo sabía que se estaba haciendo la dormida, me senté a su lado y le quite la cobija, no había tenido tiempo de colocarse otras braguitas, la puse boca arriba y le acaricie la vagina, ya sin miedo pues si se negaba tenia como chantajearla.
Luego se la mame y le pegue un mordisco en el clítoris, ahí se “despertó”
- No papá, no me muerda tan duro, dijo.
Su panochita estaba húmeda y roja de tantas caricias que le hizo el abuelo.
En mi excitación perdí la poca conciencia que me quedaba y decidí follarla, primero la penetre con el dedo mientras le mamaba los pezoncitos de su pecho, luego la bese con pasión metiendo mi lengua en su boca, levantando la pelvis se volvió a mojar
Me olvide que era mi hija, que era una niña de 7 años, me olvide de todo, tenía mis bajos instintos desbocados, me lubrique el pene y le abrí las piernas,
- Papito, tengo sed.
Regrese a la realidad y le traje un baso con agua.
Cuando se lo tomo miro mi pene.
- Papi, ¿me lo vas a meter?
- Si mi amor, hasta donde tú quieras, le dije ya controlado.
Ella misma abrió sus labios vaginales con sus manitas, se notaba que el abuelo ya la había punteado.
- ¿El abuelo ya te lo a metido?
- Solo la parte peladita.
Me acomode entre sus piernas, la cogí con mis manos de la cintura y muy suave comencé el mete y saca cada vez mas profundo, se abrían sus tiernas carnes dando paso a mi miembro, ya iba por la mitad y me acomode encima de ella estirándome y apoyándome en los codos.
El que diga que a una niña no le cabe es que no sabe follar, con deciros que mi hija solo mancho con unas pocas gotas de sangre.

Me sentía en la gloria al profundizar con mi pene mas hondo que el largo de los dedos, su respiración entrecortada y sus pequeños quejidos me inducían a seguir, hasta que llegue al tope de mis testículos, ¡Que imagen! Había metido todo mi miembro en la vagina de mi hija.
Aplique el mete y saca con cariño, sin brusquedades, sin prisas, deleitándome en esa cuevita tan apretadita, sintiendo las pulsaciones de sus pequeños músculos hasta que casi sin darnos cuenta llegamos a un esplendoroso orgasmo que nos dejo agotados.
Mi pene se fue adormilando, se lo saque y de su rajita broto como manantial mi semen que al descargárselo en lo más profundo le hizo lanzar un gemido largo y entrecortado que aun retumba en el recuerdo de mis oídos.

Fui a la cocina a limpiar el semen de mi primera corrida, luego busque una toalla para limpiar a mi hija y recogí su ropa de la sala, cuando entre a su alcoba ya estaba dormida agotada por los orgasmos que había sentido ese día, al verla así sentí ternura, la limpie bien y le coloque unas braguitas limpias, la arrope, le di un beso y me fui a dormir pensando en todo lo que pasó.

De esto han pasado dos años y lo recuerdo como si fuese ayer.

Después os cuento más sobre mi hija.



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 12
Media de votos: 9.17


Relato: MALENA MI HIJA DE 7 AÑOS
Leida: 29735veces
Tiempo de lectura: 15minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados





























mi hijita de 9 añitos relatorelato porno de no consentidorelatos calientes la leche de mi hijitovideos eroticos bisexualesRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatomi esposa se folla un viejo en casa relatosIncesto con la abuela relatadosRelatos eroticos gratis incesto sobrina de 13 añitos primera vezdeje que mi sobrino me viera desnudaRelatos porno gay oh más dame asíhistorias eroticas de nenas de 10 gratisrelatos pornos de folladas por abuelosRelatos porno amor filial y tambien me cogi a mis cuñadas bdlol.rurelatos calientes de nenas cojindo con señores madurosCuento cachondo relato erótico internadorelato arrimonrelatos eroticos madres e hijosRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatoRelatos erótico abuelito aprovechadoRelatos casero eroticos de vecinitasRelatos porno amor filial papa soltero bdlol.ruhttps://psiho-logik.ru/mp4hentai/relato11260_Abelardo-y-su-familia-(2).htmlabuelo folla a la nietale enseño a mis hijitas a nadar relatos pornoIncesto con la abuela relatadosrelato no consentido sobrinita 5mi madre me masturba relatos pornosporno vendedoras lenceriarelatos de zoofiliarelatos porno hijastra 10mientras yo la cuidava ella me la agarrava relatos eroticosrelatos mi hijastraCuentos pornorelatos eroticos mi sobrinitala primera verga de raulitorelatos pornos habladosrelatos porno con mi suegromis hijos jugando relatos xxxmi hijita de 9 añitos relatoIncesto con la abuela relatadosmamando penesrelatos eroticos de primos follando primas pequeñasRelatos porno amor filial bdlol.rurelatos eróticos "dile a tu familia"relatos heroticos de madres marquesaRelatos aCuliar catirasrelatos eroticos mi prima pequeñarelatos eroticos mi vecinita de 8relatos madres tias pornohistorias porno tia polla con sobrinorelato erotico rositarelato incesto ficticio violada por su padrerelato como mi papá me desvirgoespiando en los bañospornogayjuvenilpollas me coji a mis 3 sobrinitas relatos eróticoscuentos eróticos le saque la leche a mi aludno de primariarelatos mi esposa mi hija y yola putita de papa relatos pornoRelatos la verga de mi abuelo tiene 26cm y me hizo llorarleer historia cuentos relatos confesiones sexuales porno xxx mobila mi corta edad de nueve anos senti un pene en mi ana porn relatomujeres culiandorelato porno mi hijo me viola ricomis relatos porno mis vecinitasrelatos eroticos de sexo anal con sobrinitas pequeñasrelatos juegos eroticosWww.de relatos de incesto y amorfilialafricanos pornorelatos eroticos sobre que los cacharonRelatos eroticos+anito apretadito sobrinitachat sexo lesbicoPorno relatos eroticos mama hermana hija sobrina tia prima cuñada etcrelatos sexo anal con suegrasRelato primo y prima pornoRelatos porno gaySexo con mi alumna relatovideos pornos esposas infielesRelatos de insesto gays